2012 Año de la Convención de Patrimonio Mundial

HISTORIA

ZACATECAS Y FEDERICO SESCOSSE

ORIGEN Y DESTINO

El 27 de noviembre de 1915, nace en Zacatecas Don Federico Sescosse Lejeune, quien dedicó la mayor parte de su vida a defender con pasión, desinterés y constancia los valores de su tierra. Desde su juventud se empeñó en engrandecer a Zacatecas, su interés en la cultura universal está referido siempre a su terruño; recorrió su Estado en busca de sus vastos tesoros y sus viajes al extranjero tuvieron siempre por meta enriquecer su perspectiva cultural para aplicarlos en beneficio de Zacatecas.

Habiendo crecido con las dificultades propias de una época de guerra religiosa, comúnmente conocida como “La Cristiada”, recibió la educación primaria en Zacatecas y posteriormente acudió al internado del “Colegio San Borja” en la Ciudad de México, institución que tuvo que abandonar sin haber terminado sus estudios de Filosofía y Letras, sólo por complacer a su padre, quien lo necesitaba para administrar la fábrica de Piloncillo La Purísima, en el Municipio de Apozol, Zac., en donde laboró por más de 44 años. Logró a lo largo de su vida, acumular un gran acervo de cultura general, bastos conocimientos en Historia del Arte, Arquitectura, Historia de Zacatecas, de México y del mundo. También incursionó como diseñador industrial, logrando obtener la patente de cinco máquinas de su propia inventiva.

Se inició en la labor de preservar el patrimonio cultural de Zacatecas, después de lograr que se demoliera la fachada del entonces Banco Mercantil de Zacatecas, edificio que además albergaba su casa habitación. Fachada de corte modernista construida de granito que desentonaba fuertemente con el entorno colonial de su ciudad y que ésta fuera sustituida por la fachada actual diseñada por el mismo. Con este resultado logró además, que la Vecindad de Jobito, no fuera destruida para construir en su lugar un edificio gubernamental como lo tenían proyectado, para que posteriormente bajo su intervención fuera convertido en el conocido Hotel “Mesón de Jovito".

Formó la Sociedad de Amigos de Zacatecas A.C.. Convenció al General, entonces Gobernador del Estado, que comprara la colección “Mertens de Arte Huichol”, para evitar que ésta saliera del país (actualmente el atractivo principal el “Museo Zacatecano”, constituido por el mismo y no terminado aún, a pesar de que logró que la Casa de Moneda de México le donara las máquinas para enriquecer el “Museo Zacatecano”, instalado en el edificio que ocupó la Casa de Moneda de Zacatecas el siglo pasado).

Para lograr la custodia y restauración del “Colegio Apostólico de Guadalupe”, actualmente “Convento de Guadalupe”, consiguió lo nombraran Delegado Honorario del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Zacatecas y restauró la Capilla de la Enfermería del mismo Convento. (Descrito en su libro “El Colegio Apostólico de Guadalupe” editado por Bancen ahora Banorte)

Recupero el “Ex Templo de San Agustín” demoliendo las tres casas que lo ocultaban y restauró el majestuoso interior y consolidó la fachada. Diseñó las Fuentes. “De los Faroles”, la “Fuente y Plaza de Santo Domingo” y de la nueva “Fuente de los Conquistadores”. Preocupado por la desaparición de muchas fuentes, publicó el libro “Las Fuentes Perdidas”, editado por la Sociedad de Amigos de Zacatecas A.C.

De manera también altruista diseñó los edificios; “María Luisa”, el actual Banco Serfín, e intervino en el diseño del edificio de Banamex. Proyectó la fachada del “Palacio del Congreso” (replica de la fachada de la “Real Caja” destruida en la Revolución). Incluyendo su intervención para lograr que los proyectos de la construcción de los edificios de Telégrafos y Correos, se integraran al paisaje. Su más importante legado es la redacción del proyecto de Ley de Protección y Conservación de Monumentos y Zonas Típicas del Estado, y haber fundado la Junta de Conservación de Monumentos y Zonas Típicas del Estado,

La imagen de la ciudad inició su cambio cuando logró que se colocara el primer embaldosado (adoquinado) en el Centro de la Ciudad, “Avenida Hidalgo”. Además logró se ocultaran los cables de las cornisas de los edificios de la misma avenida, hasta lograr años más tarde, se cristalizara el proyecto del cableado subterráneo.

El “Colegio de San Luis Gonzaga” entonces, Cárcel Estatal, fue convertido por él en el majestuoso Museo Pedro Coronel, gracias a que logró convencer al Maestro Coronel de que donara su colección de arte universal al pueblo de Zacatecas.

Trasladó la fachada de la Ex Hacienda de San Mateo de Valparaíso, para colocarla en la “Lonja de los Ganaderos”, y con esto impedir la construcción de un edificio moderno en la Alameda García Salinas. Escribió diversos artículos sobre la “Catedral de Zacatecas” publicados en diversas revistas del género. la Catedral Barroca más perfecta de América, como él la llamaba, pero le faltó tiempo para terminar su

Quizá la más importante batalla fue la exhaustiva campaña de “Despepsicocalización” del centro de la ciudad, para librar a Zacatecas de toda clase de anuncios comerciales y en idiomas extranjeros. Tras rescatar y restaurar el “Ex Templo de San Francisco”, continuó luchando hasta que logró rescatar el Ex Convento. Fue un triunfo conciliar a la Federación con el Estado para emprender su restauración que en apego a la Carta de Venecia, sólo se consolidó estructuralmente los edificios. Hizo el diseño del jardín y creó el Museo Rafael Coronel, recinto que además alberga el pendón original de la ciudad que Don Federico donó al pueblo de Zacatecas, el día que logró que las Cédulas Reales de Felipe II regresaran.

Restauró el Templo y diseñó el atrio del Cerro de la Bufa, distintivo de esta ciudad. De gran importancia artística es el Templo de Santo Domingo, lo restauró así como a sus hermosos retablos y la sacristía. Logró que el Instituto Nacional de Bellas Artes, creara un importante museo trasladando a Zacatecas la obra del pintor contemporáneo Francisco Goitia.

Intervino para frenar la destrucción de los tesoros y monumentos en todo el Estado, no sólo en la Ciudad de Zacatecas, sino también en rincones del interior, como Sombrerete, Pinos y Jerez. Restauró el templo y retablo de la Iglesia de la Santa Veracruz en Sombrerete, entre otros.

Fue una de sus prioridades la documentación histórica y por eso rescató el Archivo Histórico de Zacatecas, actualmente ubicado en un recinto provisional. Diseñó el recinto de la Biblioteca Elías Amador; además de heredar al pueblo de Zacatecas su valiosa biblioteca y diversas colecciones personales.

Logró mantener la ciudad libre del “ambulantaje”, comenzando por desalojar los taburetes del Portal de Rosales y restaurándolos. Esta campaña de combate permanentemente en contra la inició desde 1957 y duró toda su vida.

Restauró y puso al servicio del culto religioso la Capilla de la Ex Hacienda de Bernardez, así como el resto del Casco de la Hacienda, ayudando a convertir este último en el Centro Platero de Zacatecas Fue también factor decisivo en la consolidación de la vocación turística de la ciudad, no sólo por la belleza y riqueza cultural obtenida a raíz de su trabajo, sino por materializar los proyectos de los Hoteles Quinta Real, Continental Plaza y El Mesón de Jovito, actualmente los pilares de la infraestructura hotelera de la ciudad.

Fue promotor activo del desarrollo social de su ciudad, fundando el Club Campestre Zacatecano S.R.L. “Los Caballeros de Colón – El Instituto de Propaganda FIDE – El Casino de Zacatecas A.C., entre otros. También promovió y apoyó a la cofradía de San Juan Bautista, quienes han luchado por conservar y engrandecer la Morisma de Bracho; también apoyó la Banda del Estado.

Sin duda una personalidad polifacética, vinculada por una parte al campo y a la industria zacatecana, y por otra al estudio y comprensión del arte, la historia y la cultura universal, siempre para defensa y conservación del patrimonio histórico y arquitectónico de la tierra que lo vio nacer, por esto se podría decir que Zacatecas es su origen y destino.

Recibió en vida innumerables reconocimientos, como el “Diploma al Mérito” y “Miembro distinguido” de la Sociedad Defensora del Tesoro Artístico de México, 1965; “Diploma Académico Correspondiente” de la Academia Nacional de Historia y Geografía UNAM 1966; “Miembro Distinguido” del Comité Mexicano del ICOMOS (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios) 1976, esta importante organización ha instituido el Premio Anual “Federico Sescosse” que será otorgado a los personajes más destacados en su trayectoria en pro de la conservación en nuestro país; “Venera de Oro” y “Nombramiento Académico Honorario” de la Academia Nacional de Arquitectura en 1984; “Medalla al Mérito Institucional” INAH 1988; “Medalla Ramón López Velarde” del Honorable Congreso del Estado de Zacatecas, 1990; “Medalla Arquitecto del Año” Sección Mexicana de la Unión Internacional de Arquitectos, 991; “Investigador Honorario” del Instituto Nacional de Investigaciones Estéticas de la UNAM, 1993; y “Medalla Miguel Othón de Mendizábal” CONACULTA INAH 1995.

En 1999 muere en la Ciudad de Zacatecas Don Federico Sescosse.

Extracto de:?Sociedad de Amigos de Zacatecas A.C.?Texto / Federico M. Sescosse Pesquera

Nuestras Últimas Actividades

You can add caption to pictures.

Vestibulum sapien

You can add caption to pictures.

Suspend sapien dolor

You can add caption to pictures.

Etiam fringilla port

You can add caption to pictures.

Quisque non

Últimas NOTICIAS

10th
May 2010

Vestibulum Semper Alesuada Nunc
Sed convallis leo in arcu laoreet sit amet facilisis odio tincidunt... MORE

28th
April 2010

Metus Et Tristique Imperdiet
Suspendisse rutrum iaculis diam, id vestibulum lectus tristique ut... MORE

15th
April 2010

Curabitur Eleifend Commodo
Aliquam ullamcorper ligula quis elit pretium eleifend... MORE

Contacto

Tel: +52 (55) 5264 3297
Tel: +52 (55) 5564 4251
Web site: www.icomos.org.mx
Email: oficina@icomos.org.mx
Dirección: Monterrey #206 | Del. Cuauhtémoc | Col. Roma Sur | México 06700 DF.